jueves, 5 de marzo de 2009

Miedos




No he sido particularmente miedosa, pero hoy al mirar hacia atrás, recuerdo esos miedos asociados a mi niñez, y los siento muy reales, muy actuales, muy vivos...

La casa de mis padres tenía un pasillo larguísimo, y muchas veces lo recorría a oscuras hasta llegar al final y encendía la luz. El corazón se me aceleraba y me salía por la boca, porque era indudable que me había ido cruzando con un montón de fantasmas.



Ni que decir tiene que dormía con los brazos dentro de la cama. Tapada hasta la punta de la nariz. Estaba completamente segura de que debajo de mi cama había todo un mundo, que se apoderaría de mi brazo si lo dejaba balanceando fuera.

También estaba convencida de que cuando me dormía, mis muñecas cobraban vida por la noche y montaban todo un mundo paralelo al mío. Por la mañana me detenía en alguna de ellas para descubrir algún pequeño cambio que la delatase:)

Recuerdo que con doce-quince años me gustaban muchísimo las películas de miedo. Salía del cine superrelajada después de haber soltado un montón de adrenalina.

Ya de adulto, me puse a leer “It” de Stephen King. Tardé más de un año en conseguir terminarlo. Cada pocas páginas, tenía que dejarlo. En él me encontraba un montón de miedos infantiles míos, sobre todo lo relacionado con el agua. Las tuberías en casa siempre me resultaron atrayentes y a la vez me daban miedo, o el movimiento del agua en la taza del water. Uf! Terrorífico! Jajajaja. Supongo que lo del agua tendrá que ver con una historia que conté a los cuatro años. Estaba en la playa con mis padres y sus amigos, y me metí al mar con ellos. Como una amiga de mi madre vio que iba muy dispuesta a no parar y empezaba a ir cubriéndome, me dijo que no siguiese porque me podía ahogar. Le contesté cargada de razones: no, porque ya me he ahogado! Claro, se empezó a reír y preguntó que porqué decía eso. Pues porque ya me ahogué cuando me llamaba Catalina!!!!!!! La mujer se quedó de piedra y todavía debe de estar temblando de la impresión.

18 comentarios:

codromix dijo...

jajajaja pobre señora! a mi una niña adorable me dice eso y salgo por pies y no paro hasta llegar al vaticano! ajajjaja IT a mi tambien me marcó mucho, pero mas the tommyknocker o algo asi , tambien de stephen king que me dio canguele pero a dia de hoy no tengo miedo a nada... creo....

Amig@mi@ dijo...

Pero chiquilla, hay algo que no te de un poco de yuyu?
jajaja, y esa contestación...
Es de libro.
Un besote

aLba (*) dijo...

a veces en bueno tener miedo... nos hace mas fuertes :)

Bear dijo...

Pues si, Codro, tuvo que ser de susto para ella. Aunque yo era muy rubia, con los ojos claros y la piel muy claro, era más del estilo de Georgina la de Los Cinco.
Por cierto, ese libro no lo recuerdo, pero tuve una temporada que me leí un montón de él y también veía las películas. Tengo un coche que una temporada era como Cristine, tenía un fallo eléctrico y se ponía la radio y las luces interiores solas un rato, para apagarse después.


Montse, ahora poquísimas cosas me dan miedo, y las que me dan, son más de índole práctico: cómo morir, la enfermedad de mi madre, algo que le pase a mi hija...

Alba, creo que el miedo es imprescindible tenerlo. Pero no delante, que nos impida hacer cosas y avanzar. Tampoco detrás, porque nos empujaría. Hay que llevarlo al lado, para reconocer el peligro y no nos impida actuar.

codromix dijo...

tal y como me imaginé a georgina es como visualizo a las lesbianas de hoy en dia, asi que casi me quedo con la imagen que gratuitamente me hice de ti jajajajja

rOo RAMONE dijo...

Miedo al coco =)

acoolgirl dijo...

Pero ¿cómo le dijiste eso a la mujer?? Se quedaría de piedra!! xDD

Yo también tenía ese tipo de miedos de pequeña y, de adolescente, adoraba el cine de terror… ahora no puedo verlo!! Pero me reconozco mucho menos miedosa a la oscuridad o cosas así.

Un besooo y muchas gracias por pasar por mi blog. Nos leemos!!

Loretxu dijo...

jaja! me has hecho recordar mis miedos.
cuando tenia como 13 años...o 15, no sé..mi madre y yo hemos visto una peli horrorosamente espantosa, se llamaba "el incubo" y por cierto nunca más volví a escuchar de ella en ninguna parte...pero esa cosa, hizo que yo no durmiese una semana completa, era increible como no podia ni mover los ojos porque sentia esa cosa cerca, ha sido lo peor de miedo que he visto. Ahora no veo nada de terror, me da yuyu volver a pasar noche sin dormir por esa causa, aunque ya han pasado muchitos añitos...jajaja
pero oye! que tu respuesta a esa pobre mujer, estuvo genial!!!!!!!!!

Bear dijo...

Jajaja, Codro, esa no era la imagen que tenía yo de Georgina, jaja! Es curioso, alguna vez que he comentado la imagen que me hago de los personajes de los libros tiene poco que ver de la que se hacen otros. Y lo peor es cuando lo llevan a película, que entonces no se parece a la imagen de nadie:)


Roo, gracias por venir.

Pues yo qué se porqué se lo dije! No era una niña "rara", pero dije aquello. Gracias Acoolgirl también por venir.

Lorentxu, creo que a esa edad se es un poquito masoquista y nos da por esas pelis.

Quijo dijo...

Esos miedos infantiles que siempre quedan ahí.... :)

Un abrazo!!

La chica de ayer dijo...

Yo sí que era muy miedosa de niña... yu sigo siéndolo!

Bear dijo...

Quijo, lo más sorprendente es que al recordar el miedo, también recuerdo el sentimiento que me causaba:)

Como dije en un comentario, lo importanta, Chica de Ayer, es que los miedos no te paralicen. Sigue adelante! Un abrazo,

Pil dijo...

Joer, yo siempre fui tambien la leche de miedoso, y coincidimos en monton de cosas, me paso lo mismo con It, pero a mi con la peli jaja, y bueno al final me hice adicto a las pelis de terror, aunque son tan malas ultimamente...que grato recuerdo en mi memoria guardo de "al final de la escalera" bueno se ve que con los años nuestros miedos cambian, pero seguimos siendo miedosos, yo cada vez menos, pero ahi estan....genial entrada Bear!

Bear dijo...

Gracias, Pil. Con los años abandonamos a los fantasmas, a los muertos... pero nos encontramos a los monstruos de carne y hueso de todos los días jajajaja!

Mary Lovecraft dijo...

ajajajjaj ay qué maluca! te vengaste de tus miedos dando miedo a otros!

pues te diré una cosita ¿querrías creerte que a pesar de ser escritora de terror ante todo (creo que es una forma de sublimar mis miedos)...soy bastaaaannnnte miedosa??? jajajaja!!!! increíble eh?? pues ha habido noches, recuerdo escribiendo en el Averno, que una PROPIA HISTORIA MÍA, hacérmelo pasar muuuyyy mal, y sentir presencias y cosas raras (corroboradas o lo que fueran, por el gato) ajjajaja! y pasarlo francamente muy chungo!

y cuando veo en el cine un peli de miedo miedo...mira, sin exagerar, eh?? cuando ví 'Imágenes de la realidad' o algo así, (mitad japonesa, que ya sabemos cómo se las gastan los japos con el terror) estuve exactamente UNA SEMANA sin poder dormir de noche...

aún sufro las secuelas de ésta y cómo no! de todo un clásico: el Sexto Sentido :S

ais qué cosa curiosa, la del miedo arraigado a nuestro subconsciente.

Mary Lovecraft dijo...

* 'Imagenes del más allá'! así se titulaba la peli(ahí es nada el título :S)

Bear dijo...

jajaja, pues anda que encima escribir historias de miedo, jajaja. Tal vez sea como la vacunación, a ver si a base de estar en contacto, acabas por inmunizarte. La japonesa no la conozco pero el Sexto Sentido fue muy buena. La primera vez que la vi me quedé muy sorprendida, pero cuando la he visto después me he quedado más porque no entiendo cómo se nos escapan tantos detalles.

Unknown dijo...

網頁設計 網路行銷 關鍵字廣告 關鍵字行銷 餐飲設備 製冰機 洗碗機 咖啡機 冷凍冷藏冰箱 蒸烤箱 關島婚禮 巴里島機票 彈簧床 床墊 獨立筒床墊 乳膠床墊 床墊工廠 產後護理之家 月子中心 坐月子中心 坐月子 月子餐 銀行貸款 信用貸款 個人信貸 房屋貸款 房屋轉增貸 房貸二胎 房屋二胎 銀行二胎 土地貸款 農地貸款 情趣用品 情趣用品 腳臭 長灘島 長灘島旅遊 ssd固態硬碟 外接式硬碟 記憶體 SD記憶卡 隨身碟 SD記憶卡 婚禮顧問 婚禮顧問 水晶 花蓮民宿 血糖機 血壓計 洗鼻器 熱敷墊 體脂計 化痰機 氧氣製造機 氣墊床 電動病床 ソリッドステートドライブ USB フラッシュドライブ SD シリーズ